Artritis y las células madre

La terapia de células madre mejora los síntomas de la artritis reumatoide

Las células madre mesenquimales están demostrando tener efectos significativos en pacientes enfermos de osteoporosis, artritis reumatoide, lupus, colitis, enfermedad mixta del tejido conectivo, esclerodermia, poliartritis, reuma, etc. También se ha desmostrado una buena mejora en la osteoartritis.

artritis

En general, se cree que los mejores resultados ocurren con la administración directa de las células directamente en la articulación dañada o inmediatamente alrededor de la articulación. Las articulaciones artrósicas donde hay cartílago ya han demostrado también mejora con la administración de células madre del cordón directamente en la articulación.

Hay un gran número de ventajas del uso de las células madre del cordón umbilical que no requieren la supresión inmune y que pueden ayudar a la función del equilibrio inmune.

Además de las terapias con células madre, el tratamiento de la artritis reumatoide requiere un programa integral que incluye la desintoxicación y terapias nutricionales. Además, también existen otros tratamientos magnéticos disponibles que pueden estimular la remodelación ósea y ayudar a corregir anormalidades estructurales asociados con la osteoartritis grave de la columna vertebral.

Artritis y las Células Madre

Estudios recientes sobre las células madre y la Artritis

Según una investigación realizada en el Reino Unido en Abril de 2011 y presentada en el Encuentro Nacional Anual de células madre de Edimburgo, hay esperanza de que las células óseas madre pueden ser utilizadas para reparar el cartílago dañado, que es uno de los principales síntomas de la osteoartritis

Los científicos de la Universidad de Cardiff han identificado con éxito células madre en el cartílago articular de los adultos y, aunque no puede convertirse en cualquier célula del cuerpo, tiene la capacidad de derivar en condrocitos (las células que componen el cartílago del cuerpo) en un número suficiente para convertir el tratamiento en una posibilidad realista. El equipo ha sido capaz de identificar las células en las personas mayores de 75 años de edad.

osteoartritis

La osteoartritis afecta a más de 2 millones de personas en el Reino Unido y se produce cuando los cambios en la composición del cartílago de las articulaciones del cuerpo no funciona correctamente. En el peor de los casos puede provocar la ruptura del cartílago, haciendo que los extremos de los huesos en la articulación rocen entre sí. Esto da como resultado el dolor severo y la deformación de la articulación. Uno de los tratamientos actuales para tratar el cartílago dañado debido a un traumatismo es la obtención de las células de un cartílago sano y trasplantarlas en la zona dañada. Desafortunadamente, sólo un número limitado de células puede ser generada.