Clonación terapéutica de células madre

Cuando la gente piensa en la palabra clonación a menudo se les viene a la cabeza imágenes aterradoras de duplicados de seres humanos tipo experimento de científico loco. De hecho, muchas personas se indignaron cuando la oveja Dolly apareció como resultado de un experimento de clonación en Escocia. La clonación terapéutica, sin embargo, es completamente diferente y no implica la creación de un ser copiado a la perfección de otro humano. En la clonación terapéutica, no hay fertilización de espermatozoide ni se implantan óvulos en el útero para crear un niño.

Clonacion terapeutica

¿Cómo se realiza clonación Terapéutica?

La clonación terapéutica (andropátrica) es una fase de un procedimiento conocido como transferencia de células somáticas (SCNT). En este procedimiento, un investigador extrae el núcleo de un óvulo. El núcleo contiene el material genético de un humano o animal de laboratorio. Entonces, los científicos toman una célula somática y extraen el núcleo de esta célula. En las aplicaciones prácticas de humanos, la célula somática se obtendría de un paciente que requiere un trasplante de células madre para tratar una condición de salud o enfermedad.

Clonación de células madre

El núcleo que se extrae de la célula somática del paciente se inserta entonces en el óvulo, que tenía su núcleo previamente eliminado. En un sentido muy básico, es un procedimiento de sustitución. El huevo contiene ahora el material genético del paciente, o las instrucciones. Se estimula para que se divida y poco después forma un grupo de células conocidas como un blastocisto. Este blastocisto tiene una capa exterior y otra interior llamada masa celular interna, que es rica en células madre. Las células en la masa celular interna se aíslan y se utilizan para crear líneas de células madre embrionarias, que se infunden en el paciente donde están perfectamente integradas en los tejidos, impartiendo estructura y función, según sea necesario.

Los beneficios de la clonación terapéutica

Una ventaja importante de la clonación terapéutica es que las células extraídas son pluripotentes. Las células madre pluripotentes pueden dar lugar a todas las células en el cuerpo con la excepción del embrión. Esto significa que las células pluripotentes podrían tratar enfermedades de cualquier órgano o tejido del cuerpo mediante la sustitución de células dañadas. Otra ventaja de este tipo de terapia es que el riesgo de rechazo inmunológico se alivia porque el paciente recibe su propio material genético.

La clonación terapéutica es también importante para mejorar nuestra comprensión sobre las células madre y cómo se desarrollan. Esta comprensión se espera que pueda conducir a nuevos tratamientos o curas para algunas de las enfermedades comunes que afectan a la gente de hoy en día. Además, el procedimiento permitiría a los científicos crear terapias con células madre perfectamente adaptados para la condición médica del paciente.

Células madre adultas

Problemas con la clonación terapéutica

Un problema con la clonación terapéutica es que se requieren muchos intentos para crear un óvulo viable. La estabilidad de la infusión del óvulo con el núcleo somático es pobre y puede requerir cientos de intentos antes de alcanzar el éxito.

La clonación terapéutica tiene como resultado la destrucción de un embrión después de que las células madre se extraigan y esta destrucción ha suscitado controversia sobre la moralidad del procedimiento. Algunos sostienen que las ventajas superan a los contras en cuanto a tratamiento de la enfermedad, mientras que otros han comparado la destrucción a un aborto. Otros afirman que esto no cambia el hecho de que el embrión podría ser un ser humano y por lo tanto la destrucción del embrión no es diferente a la destrucción de una vida humana.

¿Sería posible clonar seres humanos?

Hasta la fecha, ningún ser humano ha sido clonado con éxito, pero la posibilidad de que esto ocurra es terrible no sólo para el público en general y la política, sino también para la mayor parte del campo de la ciencia ética. La mayoría de los científicos se oponen firmemente a la clonación reproductiva y en su lugar, apoyan la clonación terapéutica para el tratamiento de la enfermedad. Con las políticas en vigor y la cuidadosa vigilancia para garantizar que la clonación terapéutica se utiliza de manera responsable, todos podemos beneficiarnos del potencial de este procedimiento para tratar muchas enfermedades.