Controversia de las Células Madre

En el campo de la investigación con células madre embrionarias la mención de la palabra feto es tan polémica como breve. Las investigaciones de las células madre embrionarias se derivan de la investigación sobre las propiedades terapéuticas de estas células madre y han suscitado un debate masivo entre los políticos, grupos religiosos, el público en general y los científicos.

investigacion celulas madre

Bueno y malo del debate sobre las células madre

Quienes se oponen a la investigación con células madre embrionarias comparan la destrucción de un embrión al aborto. Ellos creen que el embrión constituye la vida porque tiene el potencial de desarrollarse plenamente en un ser humano. Aquellos en contra del uso de células madre embrionarias creen que es inmoral y poco ético destruir una vida para salvar otra.

Mediante el uso y descarte de células madre de embriones, se cree que la vida humana está siendo infravalorada por este acto. En particular, muchos grupos religiosos que son firmemente pro-vida han condenado a la investigación con células madre embrionarias y todas sus aplicaciones. Otros argumentos en contra de las células madre embrionarias citan el hecho de que las células madre adultas son las que se utilizan actualmente en las terapias y, por tanto, no hay necesidad de aventurarse en un territorio con células madre embrionarias.

Los que apoyan la investigación con células madre embrionarias creen que un embrión no es equivalente a la vida humana porque no está dentro del vientre materno. Los partidarios también sostienen que los costes sociales de muchas enfermedades y condiciones, tanto en los aspectos monetarios como en temas de sufrimiento, significa que las preocupaciones éticas relacionadas con el uso de células madre embrionarias no son suficientes para justificar la suspensión de esta terapia prometedora.

debate celulas madre

Otro argumento a favor de la investigación con células madre embrionarias es que los embriones son restos de la fertilización in vitro y de otra manera serían destruidos, por lo que de esta manera no se desperdicia su uso.

¿Qué soluciones existen a este dilema?

Afortunadamente hay alternativas, pero están lejos de ser perfectas y requieren todavía una mayor investigación antes de que se pueda utilizar con un nivel aceptable de éxito. Dos nuevos tratamientos de células madre embrionarias evitarían la destrucción del feto (evitando así debates y controversias acerca de si es moral o ético) ya sea por:

  • La obtención de células madre embrionarias sin destruir el feto.
  • La obtención de células madre embrionarias sin llegar a la creación de un feto.

En la transferencia nuclear alterada (ANT), no se crea un embrión. El núcleo de la célula somática (cualquier célula del organismo distinta a un ovocito) es alterado o reprogramado genéticamente, antes de ser transferido al óvulo. La consecuencia es que la alteración del ADN de las células somáticas todavía produce células madre pero no genera un embrión.

En la extracción del blastómero, se crea un embrión, pero no se destruye. Este procedimiento se realiza en un embrión de dos días, tras la división del óvulo fecundado en ocho blastómeros o células. Anteriormente, las técnicas utilizadas para la cosecha que implicaban la obtención de células madre embrionarias se hacían en una fase posterior del desarrollo, cuando el embrión ya estaba formado por aproximadamente 150 células.

La otra alternativa es usar estrictamente las células madre adultas debido a que estas se derivan de los tejidos adultos. El potencial terapéutico es menor, sin embargo, porque las células madre adultas no pueden diferenciarse en los diferentes tipos de células embrionarias, como pueden las células madre. También son más propensos a desarrollar anormalidades genéticas en el tiempo.

Es poco probable que se encuentre una solución completa próximamente para este debate de las células madre embrionarias.