Factores de crecimiento en estética

El proceso de aplicación de los factores de crecimiento en medicina estética es sencillo. Se extraerá una pequeña cantidad de sangre al paciente, de donde se obtendrá una cantidad necesaria de concentrado de plaquetas. Mientras la sangre se esté procesando, se aplicará una crema anestésica en la zona a tratar, dejándola actuar entre 30 y 40 minutos.

Factores de Crecimiento

El plasma rico en proteínas obtenido, se ozoniza con el fin de potenciar su efecto y se introduce en la dermis mediante una jeringuilla con microaguja por microinyecciones que se reparten en la zona a tratar.

Un vez que ha terminado la aplicación, se pone hielo en la zona tratada y posteriormente se hace un tratamiento personalizado con diversos productos. Es tratamiento puede durar un total de 1 a 2 horas desde que llega a la consulta.

La aplicación de los factores de crecimiento ozonizados es fácil y se puede realizar en la misma consulta sin peligro para el paciente. Es un implante autólogo, y no tiene efectos secundarios ni reacciones alérgicas. Es posible la aparición de pequeños morados, aunque se realice el tratamiento con agujas muy finas.

antienvejecimiento

Cualquier tipo de piel puede beneficiarse del tratamiento con factores de crecimiento en estética. En pieles muy dañadas se produce un cambio mucho más espectacular que en pieles menos dañadas. No obstante, siempre se obtendrá una mejoría notable en la calidad de piel haciéndola más iluminada. Los factores de crecimiento en estética resulta ser un tratamiento fisiológico y natural ya que se son las propias proteínas de nuestro organismo las que se seleccionan y concentran para reparar el daño producido por el paso del tiempo.

El resultado del tratamiento no es instantáneo, ya que los factores de crecimiento han de estimular el tejido y por eso, los efectos aparecerán al cabo de unos días.

Hay que tener paciencia, los factores de crecimiento tienen que actuar estimulando el tejido, por lo tanto no hay resultado instantáneo, los efectos aparecen con el paso de los días y se harán más visibles con el paso de éstos. Además dará frescor en la mirada, y se producirá desinflamación en las bolsas, disminución y eliminación de arrugas, luciendo una piel más firme, tu rostro tendrá una belleza natural.

La siguiente aplicación se realizará en unos 15 a 21 días. Si el médico que lleva el tratamiento lo cree conveniente, podrá combinarlo con ácido hialurónico para rellenar perfectamente las arrugas más marcadas o profundas.

Es aconsejable repetir el tratamiento al cabo de 8 meses dependiendo el estado de la piel. O una vez al año como mantenimiento, teniendo en cuenta que la zona que se estimulará ya tendrá un tejido de mejor calidad.